Comiendo bajo sus propias decisiones

Enseñarles a comer siempre es una tarea difícil, más aún cuando no tenemos ninguna guía de como hacerlo, el primer error y en el cual como papitos generalmente caemos es en decidir por ellos que alimentos les agradarán y cuales no. Nuestros peques nacen con millones de ganas de experimentar sabores, por eso sus papilas gustativas son mucho más sensibles que las nuestras, lo que debemos aprovechar para ofrecerle todo un abanico de sabores, texturas y formas en sus platillos.

Luz en la noche

“…conseguirás que tu hijo sea un generador de ideas, resuelva problemáticas, cree hipótesis y engrandecerás su auto-estima, pues estás creando un espacio especial dedicado a él y su curiosidad innata.”