Mi primer viaje al frío de la montaña ¿qué hacer?

Las montañas siempre se han asociado a una aventura que solo aquellos con la fuerza necesaria pueden disfrutar, pero la verdad es que también se convierten en una experiencia que podemos disfrutar con nuestros peques. Como padres, es importante tomar las precauciones necesarias para convertir nuestro primer viaje a la montaña en una experiencia que podamos disfrutar sin que descuidemos el bienestar y la seguridad de nuestros hijos.

Papá y nuestros peques en casa ¡solos!

“Que nosotras seamos más cuidadosas con nuestros peques no significa que papá no pueda serlo”

La tarea de cuidar a nuestros peques siempre significa estar pendientes de su seguridad y bienestar, a veces podemos llegar a ser demasiado sobre protectoras e ir de un lado a otro para evitar que se lastimen, pero también está papá para ayudarnos con la tarea. A veces sentimos que no estamos cuidando de uno sino de dos niños ya que nuestra pareja puede ser también un pequeño en su interior y eso puede tensar nuestros nervios, especialmente cuando tendremos que dejar a ambos solos.