Viajar con los peques

Comportamiento en el auto: llevar a nuestro peque en brazos mientras viajamos

Creemos que nuestros peques nunca estarán más seguros que a nuestro lado, pero al trasladarnos con ellos es mejor depositar nuestra confianza en dispositivos de seguridad que hayamos adquirido y que cumplan con las medidas de seguridad locales y del fabricante; al igual que el cinturón de seguridad, el carseat o silla para el auto ha salvado millones de vidas desde que ponemos más atención a nuestros peques para no correr ninguna clase de riesgo, en un viaje en la ciudad o en carretera por largas horas.

Llevar a nuestro peque en los brazos es peligroso aún en viajes cortos. Si un auto en el que viaja una familia choca a 60 kilómetros por hora, el peso de un adulto de 75 kilos asciende hasta los 4.500; si no fuera por el cinturón de seguridad, atravesaría el parabrisas. Un bebé de 5 kilogramos puede aumentar su peso hasta 60 veces, sufriendo un impacto semejante a una caída desde un tercer piso. Aún si el impacto fuera menor, o si viajásemos en el asiento posterior; la velocidad que adopta un infante alcanzaría los 300 kilómetros por hora haciendo que nuestros brazos no lo puedan sostener.
La realidad es difícil de asimilar pero cuando hablamos de la seguridad de nuestra familia, es importante conocer los riesgos y como podemos evitarlos. Es por ello que la primera medida de seguridad en un vehículo consiste en adquirir una silla para nuestro peque adecuada para su edad y peso y que además sea nueva. Es importante recordar que la posición del asiento debe ser en contramarcha para niños pequeños y recién nacidos, cuando nuestro peque crece, la posición se puede acoplar con vista al frente. Si es necesario se puede utilizar un booster que eleva la altura de la silla, para que se pueda colocar el cinturón de seguridad del auto sin ningún problema.

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos