Navidad en Familia

¿Una Navidad diferente?

Claro que sí. Y quiero pensar que una con más amor, con más paz y esperanza.

Un corre, corre: novena en la casa de los suegros y en la de los tíos y primos. Cena con los compañeros de la oficina. ¡Apuren que llegamos tarde a la presentación de los villancicos en la escuela!

Sigamos corriendo porque todavía tenemos la lista de regalos pendientes para la familia y los amigos secretos (gastamos más de lo que tenemos planeado) y como todos queremos vernos guapos, nos compramos unos lindos vestidos para la cena de 24 y el almuerzo del 25.

 ¡Y el tráfico, el bendito tráfico! Las filas interminables en el supermercado y en la tienda para que nos envuelvan los paquetes con lindos papeles de regalo. Y nuestras caras…uy nuestras caras dicen de todo menos: ¡Feliz Navidad! ¡Época de amor y paz! Llegamos cansados.

Seguro ese escenario les parece conocido. No los juzgo porque resulta que, aunque siempre deseo tener un poco de calma durante estas fechas e inculcarles a mis hijos que es un momento de recogimiento y de agradecer en lugar de solo pedir, siempre las cosas se me salen un poco de control. Resulta que nos ocupamos en esos detalles externos y nos pasamos corriendo de un lado al otro.

Ahora esta época se pinta de otra manera. Este año nos ha dejado tristezas e incertidumbre. Se ha llevado a muchos seres queridos y también nuestro modo de vida. Pero también, en medio de todo lo que pensábamos que era oscuridad, hemos encontrado un poco de luz. Sí, encontramos que de pronto almorzar juntos en casa, ver una película unos encima de los otros, se convertían en los mejores planes familiares.

¿Y qué me dicen de esta Navidad?

Claro que será diferente. Será una Navidad en la que volvamos a encontrar el verdadero significado de esta época y en la que saber que tener salud y a nuestra familia unida es una bendición. La ilusión de las luces, de la música, de un chocolate caliente, de juegos en familia y de leernos cuentos no solo será suficiente, sino maravillosa. Será un momento de luz, libertad, amor y paz en nuestros corazones. Valoremos las cosas buenas que este año nos deja, porque si algo aprendimos es que los detalles y momentos que parecen muy sencillos, son los que debemos atesorar.

¡Feliz Navidad!

Un abrazo.

Belén

María Belén Padres Creativos
María Belén

Queridos Padres creativos: Soy María Belén, la mamá de Juan Antonio y Juan Esteban. Me encanta compartir nuestras experiencias en este espacio. La maternidad/ paternidad nos empodera, nos convierte en personas más sensibles y más creativas. Admiro muchísimo cómo cada uno de ustedes cría a sus hijos, eso hace de ellos seres únicos y valiosos. Felicidades por eso, porque sabemos que a veces no la tenemos fácil, pero siempre vale la pena. Casi se me pasa contarles: estudié periodismo y lo ejercí por poquísimo tiempo. Por ahora la maternidad (felizmente) ocupa mis días. Les dejo un abrazo grande.

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que María Belén recomienda?

Deja un comentario



Síguenos