rabietas peques

Qué hacer cuando tu peque se porta mal en público

Los berrinches son una parte normal de nuestras vidas cuando tenemos niños pequeños, esto no nos convierte en malos padres sino simplemente tendremos que lidiar con la situación cuando se presente. Por supuesto, la mejor manera de lidiar con una rabieta es evitar que ocurra siempre que nos sea posible y mantener la cabeza fría si llega a ocurrir.

Algunas rabietas, por ejemplo, ocurren por el hambre o la falta de sueño por lo que es mejor no salir con nuestro peque sino hasta después de la hora de la comida o la siesta. También puede ayudarnos el analizar los hábitos de nuestro peque y evitar las situaciones que puedan terminar en un berrinche; por ejemplo si va a insistir en ir a algún sitio cuando salgamos de compras o pedir que le compremos un juguete, es mejor que se quede en casa o intentar comprar en otro lugar.
Si al final no pudimos evitar el berrinche entonces estos consejos nos pueden ayudar:
  1. Mantener la cabeza fría: Proceder con calma es nuestra mejor decisión para lidiar con una pataleta. Perder la calma, enojarnos, castigar a nuestro peque o hasta dejarlo solo esperando que así se tranquilice, solamente nos causará más disgustos a ambos.
  2. Salir del lugar: Si llegamos a sentirnos avergonzados por la rabieta de nuestro peque es mejor retirarnos del lugar e ir a un sitio más apartado para lidiar con la situación. Eso no solo resultará más cómodo para nosotros sino también para  él y la gente del lugar.
  3. Comprender a nuestro peque: Los berrinches no se dan porque nuestro peque quiera hacernos sentir mal o que pasemos vergüenza frente a los demás, debemos tratarlos de igual forma en público que en privado. También tengamos en mente que las personas que nos vean no se escandalizarán sino que seguramente serán comprensivas.
  4. Consolarlo, pero no ceder: Una vez pasada la rabieta podemos consolar y abrazar a nuestro peque pero eso no significa que debamos dejarlo hacer lo que quiera. Es preferible reconfortarlo una vez lleguemos a casa con su cuento favorito o pasando un tiempo juntos.
Aunque no siempre sea posible razonar con nuestro peque durante una rabieta, es algo que desaparecerá cuando crezca. ¡Comparte con nosotros tus experiencias y cuéntanos lo que puedes hacer en estas situaciones!

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos