Desde el momento que un hijo llega a nuestra vida es difícil conciliar el sueño por múltiples preocupaciones

¿NO PUEDES DORMIR POR ESTAR PREOCUPADA? DEBES LEER ESTO

 “Cuando un hijo llega a nuestras vidas, todo cambia sobre todo el sueño.”

 

Cuando nos convertimos en Padres hay miles de preocupaciones que muchas veces nos roban el sueño. Es parte de tener un hijo, ya que es nuestro deber protegerlo y cuidarlo a cada segundo. No importa que edad tenga nuestro peque hay algunas preocupaciones que siempre rondan nuestra mente, una de las más fuertes y de las que nunca hablamos es:

EL ABUSO SEXUAL

Sí, es un tema muy delicado del cual posiblemente no hablamos pero que nos preocupa muchísimo y muchas veces nos quita el sueño al escucharlo en las noticias. Por eso queremos darles recomendaciones al respecto:

  1. Si bien es posible, es menos posible que otro tipo de acontecimientos de los cuales deberíamos estar igual de alerta. Por ejemplo accidentes de auto, por eso nunca olvidemos colocarles el cinturón de seguridad. De igual forma prevenir otros accidentes comunes en el hogar como quemaduras por la cocina y otros.
  2. Hay que tener muy presente que la mayoría de estos abusos vienen de personas cercanas. Analiza muy pero muy bien con quien dejas a tus hijos. No por el simple hecho de conocer a alguien significa que sepamos como es realmente. También analiza que tipos de comportamiento tiene tu peque ante las personas, su conducta ante ellos te dirá mucho aunque no parezca.
  3. Establece una confianza muy grande con tu peque dónde sienta que puede contarte todo lo que pasa aún cuando alguien pueda estarlo amenazando, él debe saber que a ti puede contarte lo que sea.
  4. Tampoco hay que descuidar el tema de enseñarles a nuestros hijos que no pueden confiar en extraños bajo ninguna circunstancia. Enseñarles que si sienten miedo de alguien deben huir de ahí o comunicarse con alguna autoridad que encuentren cerca puede ser su maestro, un policía, un guardia, entre otros.
  5. Enséñale a andar precavido cuando esté solo. Fijándose por dónde va, siempre en lugares que haya bastante gente. Mirando a su alrededor y estando muy pendiente de si alguien le está siguiendo.

Sabemos que es un tema muy difícil de manejar en casa, pero es importante hablarles a nuestros peques sobre ello y ver los mecanismos dónde podemos evitar que esto pase. Si les enseñamos a cuidarse, podremos estar más tranquilos al respecto y descansar mejor.

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos