ARTÍCULOS-PC-JULIO1

¿En qué consiste el método Baby Led Weaning (BLW)?

“BLW, el último hit en alimentación libre de papillas entre las mamás”

Cuando nuestros peques comienzan con la alimentación complementaria, surgen muchas dudas sobre cómo introducir alimentos sanos y cómo hacer que ellos los acepten. La tarea a veces parece titánica, pero papá y mamá les cuento que  tenemos una nueva alternativa para la hora de comer de nuestros hijos. Como adelanto les digo: Adiós a las papillas.

Últimamente muchos padres nos hemos entusiasmado con el Baby Led Weaning (BLW), un método de introducción a la alimentación complementaria libre de papillas, autorregulada por el mismo bebé y es posible llevarla a cabo a partir de los seis meses.

Les explico cómo funciona: colocamos en el plato de los pequeños un poco de papita, un brócoli y un trozo de pollo y él con sus manos explorará su comida y comenzará a alimentarse.

En este punto nace la incertidumbre de si el bebé se atragantará. Para que no tengamos que pasar por ese susto, debemos ofrecerle alimentos que le resulten fáciles de digerir y que sean los recomendados por su pediatra. Entregarle trozos más grandes que el tamaño de su puño también nos ayudará a evitar que se atore. Y como sabemos queridos papis y mamis: jamás dejar solos a nuestros peques mientras comen.

Les comparto algunas ventajas de este método:

  1. Nuestros chiquitos no se acostumbran a ingerir alimentos triturados.
  2. Comen los alimentos por separado y así aprenden a sentir sus sabores característicos.
  3. Desarrollan independencia temprana. Es una forma de alimentación a demanda, así que comerán la cantidad de comida que su cuerpo les pida.
  4. La curiosidad les lleva a explorar sabores diferentes.
  5. Nuestro hijo se integra con el resto de la familia a la hora de comer y se crea el hábito de la alimentación de manera muy natural, agradable y divertida.
  6. Estimula el desarrollo de la motricidad fina.

Las  desventajas a la hora de elegir el BLW:

  1. Al principio (no lo vamos a negar) puede ser un poco difícil. Quizá primero se pongan a jugar, pero pronto aprenderán a alimentarse.
  2. No es un método adecuado para niños que necesiten una dieta especial.
  3. Papá y mamá: agarren los trapitos porque se ensucian mucho.

Las alarmas se nos disparan si vemos que nuestros hijos comen poco, muy poco o nada. Al final, independientemente del método que utilicemos, lo que importa es empezar a darles alimentos saludables y crear buenos hábitos alimenticios.

Si están pensando en aplicar este método, les sugiero buscar información especializada y asistir a talleres para despejar sus dudas.

Muchísima suerte y ánimo.

María Belén Padres Creativos
María Belén

Queridos Padres creativos: Soy María Belén, la mamá de Juan Antonio y Juan Esteban. Me encanta compartir nuestras experiencias en este espacio. La maternidad/ paternidad nos empodera, nos convierte en personas más sensibles y más creativas. Admiro muchísimo cómo cada uno de ustedes cría a sus hijos, eso hace de ellos seres únicos y valiosos. Felicidades por eso, porque sabemos que a veces no la tenemos fácil, pero siempre vale la pena. Casi se me pasa contarles: estudié periodismo y lo ejercí por poquísimo tiempo. Por ahora la maternidad (felizmente) ocupa mis días. Les dejo un abrazo grande.

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que María Belén recomienda?

Deja un comentario



Síguenos