Madre de Tronos

La primera que salta a mi mente es Cercei Lanister.  No en vano el emblema de su casa es un felino.  Cercei es, en mi opinión, una “madre tigre”.  Aquella que busca, a toda cosa, el triunfo de sus hijos.  La que pelea cada batalla con ellos, siempre proyectando, siempre empujando, siempre exigiendo.  La que pone metas, tranza planes y crea las estrictas reglas para alcanzarlas.  La que se asegurará de que sus hijos tengan todo y nada menos que el trono.  Cueste lo que cueste, y ya sabemos lo que le costó a familia.

Del otro lado, está Lysa Arryn – Tully, regente del Valle. Cuando las cosas se pusieron tensas en la ciudad del trono, se oculta con su hijo Robin en Eyrie, la fortaleza impenetrable.  Y con más de 10 años, todavía lo amamanta. No me lo tomen a mal, todo a favor de la lactancia materna prolongada pero ya me parece un poco exagerado.  Esta mamá debería estar preparando a su hijo para convertirse en Guardián del Este, sin embargo, lo sobreprotege e invalida.  Robin, hasta ahora, es un niño enfermizo y temperamental, sin entrenamiento para la batalla o experiencia en la conducción de un reino  Nada de lo que se espera de un futuro Lord .  ¿Será que en esta temporada final logra sobreponerse y convertirse en el regente que estaba destinado a ser o la sombra de su madre le habrá negado para siempre ese privilegio?

Domingo 19h00.  Trato infructuosamente de dormir a mis hijas una hora antes lo habitual.  ¿La razón?  El estreno de la octava temporada de Juego de Tronos ®.  Cuando cada una de mis hijas recién llegó a casa, perdí temporadas completas tratando de acunarlas.  No quiero que suceda de nuevo. No con la temporada final. No voy a ser capaz de manejar los spoiler.  Así que mientras intento ganar la gran Batalla de la Hora de Dormir, me propongo jugar a qué tipo de “madre de tronos” soy.

Podría mencionar otras madres más, como Cathelyn Stark de Invernalia. Ellaria Sand de Dorne o Lady Olenna Tyrell de AltoJardín; cada una con sus luces y sus sombras. Pero como el espacio es corto, hablemos de la Madre de Dragones, Daenerys Targaryen.  Ustedes están tan enamoradas de ella como yo?  Que capacidad de re-construirse, de ganar adeptos, de tener fe en sí misma.  Yo creo que por ahí está la clave, en saberse la Reina de Poniente y actuar consecuentemente.  Como madre, me parece que se obtiene la cooperación de sus hijos porque ha demostrado, con hechos, que puede ser justa pero firme.  Que es confiable.  Que siempre podrán depender de ella.  Que busca lo mejor para cada uno, aunque no parezca así en el momento.  Que ella es la líder de la manada.  Que tomará en cuenta sus opioniones, pero finalmente la decisión y la responsabilidad son de ella.

¿Creyeron que ella es mi madre favorita?  Pues no.  Mi preferida escapa de las grandes de la serie.  Para mí, la mamá que se lleva el trono es Gilly.  Si no la recuerdas, su origen está más allá del muro y ahora es la pareja de Sam Tarly.  Valentía y superación son, en mi opinión, las principales características de esta mamá.  Gilly desafía a su pueblo y escapa al círculo de violencia en donde vive para evitar que su hijo sea sacrificado a los caminantes blancos.  Lo vuelve a rescatar y mantiene a salvo a través de todo el Norte, su estancia en la Ciudadela y cuando regresan al hogar paterno de Sam.  Ese instinto maternal es innegable!  Y por si fuera poco, aprende a leer y  se convierte en un apoyo para Sam.  Una muestra potentísima de superación personal.  Mis respetos a esta mujer cuya maternidad sacó lo mejor de sí misma!

#mamatambiénvetele

Ma. Laura Piñeiros (Malala) Padres Creativos
Ma. Laura Piñeiros (Malala)

Malala, mamá de dos preciosas niñas y gestora de proyectos ambientales. Ferviente creyente de la crianza respetuosa, el fomento de la autonomía y la lógica de las consecuencias. Prefiere madrugar a dormirse tarde y no puede vivir sin una buena taza de té.

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Ma. Laura Piñeiros (Malala) recomienda?

Deja un comentario



Síguenos