Jugar fuera de casa

INSPÍRALOS A JUGAR AFUERA

“¿Te acuerdas cuando el patio de la casa se convertía en un mundo lleno de diversión?”.

Las generaciones pasadas, es decir los que nacimos antes del 2000 tuvimos una infancia distinta. Sin tecnología (en su mayoría) pero llena de imaginación y largas horas de diversión con nuestros amigos.

Lamentablemente hoy en día los niños no disfrutan tanto de jugar fuera como nosotros antes. Esto se debe a dos cosas, la primera que pasan dentro de casa con juegos electrónicos y la segunda que no les hemos enseñado a jugar afuera. Lo bueno es que aún podemos solucionarlo .

Motivémoslos a jugar con nosotros:

si nosotros nos sentimos felices e inspirados por volver a vivir esos hermosos recuerdos de nuestra infancia de seguro le compartiremos esta sensación a nuestro hijo .

Fijémonos si viven más niños cerca de nuestro hogar:

apoyemos a nuestros hijos a hacer nuevos amigos a los cuales puedan invitar a jugar.

Limitemos las horas de juegos electrónicos en casa:

tampoco podemos prohibirles disfrutar de ellos pero si podemos llegar a una negociación con ellos donde solo puedan jugar una hora o media hora al día. Incluso algunos papás optan por permitirles jugar únicamente los fines de semana, esta decisión depende de cada padre.

Contémosles cómo lo hacíamos:

sobre los juegos que jugábamos, las cosas que inventábamos, todo lo que investigábamos, las cosas que descubríamos y todo lo que sintamos que era importante.

Recuerda que además de jugar afuera, con todos los juegos y corridas por todo lado harán ejercicio que es muy importante también. En definitiva jugar fuera de casa tiene muchos beneficios Eso sí no olvides protegerlos siempre con protector solar.

Padres Creativos
Andrea Dueñas

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Andrea Dueñas recomienda?

Deja un comentario



Síguenos