ARTÍCULOS-HY-PC-JULIO8

Importancia de la integración familiar en adolescentes

“No importa la edad, seguirán siendo nuestros peques”

¿Qué pasa cuando nuestros peques han dejado de ser peques para convertirse en adolescentes? La adolescencia es una etapa que puede llegar a ser aterradora, especialmente para nosotros como padres porque nuestros hijos empiezan a buscar su propia identidad y luchan porque aceptemos cierta autonomía de su parte. Para nosotros siempre serán nuestro mayores tesoros y por ello es importante respetar su espacio sin dejar de mantenerlos integrados en la familia.

El mejor método de integración familiar siempre son los viajes en familia, pero si pensábamos que con nuestros hijos pequeños un viaje familiar sería tarea difícil, debemos saber que nuestro hijo adolescente tampoco nos la pondrá fácil. Algunos consejos que podemos tomar si queremos emprender un viaje con hijos adolescentes son:
  • Planificar pensando en ellos: Si con nuestros peques la planificación era importante, con adolescentes lo es aún más. Consideras las opciones más adecuadas es una tarea en la que deberíamos pedir su opinión, ya que ahora probablemente van a rechazar atracciones para adultos como museos al igual que atracciones para niños pequeños.
  • Aprovechar la ruta: Una ventaja de los adolescentes que los viajes largos pueden funcionar con ellos, a diferencia de los más pequeños. Hacer paradas interesantes durante la ruta puede resultar una gran idea al igual que mantenerlos ocupados con música o películas en los trayectos aburridos. En la carretera es posible encontrar atracciones que nos tomen un tiempo breve para explorar y divertirse.
  • Darles intimidad: La regla de oro es no presionarlos porque se portarán toscos y el viaje terminará haciendo más mal que bien; quizá es mejor que tengan su propia habitación en un hotel en lugar de intentar acomodar a todos en el mismo cuarto. A esa edad pueden llegar a molestarse mucho si deben convivir con mucha gente en la misma habitación.
  • Darles autonomía: Es muy importante recordar que ellos están ansiosos por mostrar que ya son más maduros que un niño. Darles la tarde para hacer las actividades que prefieran los hará más receptivos a la hora de pasar la mañana en familia, despeñes de todo ése es el propósito del viaje.
Aunque sus actos a veces no lo demuestres, la verdad es que ellos nos quieren tanto como nosotros a ellos, pero parte del cariño que les tenemos es empezar a verlos como personas que buscan su propio ser.

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos