Artículo 2

Entender a tu hijo es el primer paso para dejar el pañal en un dos por tres

“Míralo crecer y aprende de todo lo que él te puede enseñar”

Ninguno de nosotros está preparado para ser padre y todos sabemos que con la experiencia aprendemos el oficio. Una de las tareas que más tiempo nos toma y nos hace sudar la camiseta es la etapa en que nuestros peques aprenden o intentan dejar el pañal. Lo más importante es saber que no lo vamos a lograr de la noche a la mañana ya que es una tarea que necesita nuestra paciencia, tiempo y apego a nuestros hijos.

No existe guía alguna para lograrlo ya que en algunos casos nuestro hijo o hija puede ir al baño solo más rápido que otros, así en cada uno el proceso es diferente y toma más o menos tiempo en ser aprendido y dominado. Entenderlos será uno de nuestros objetivos ya que podremos descifrar si están listos o no.

¡MANOS A LA OBRA!

Compra todo lo necesario

Antes de empezar con el entrenamiento asegúrate de contar con todo el equipo necesario para dominar la difícil tarea de dejar el pañal. Existen varias opciones al escoger un orinal que para nosotros será la mejor pero no siempre para nuestros peques. Si decides comprar uno, deja que te acompañe y si es posible que lo elija, ya que mientras más cómodos se sientan con su compañero de entrenamiento será más fácil que lo utilicen.

Observar y entender

Si nuestro peque muestra señales que indican que está listo para sentarse e ir al baño solo es momento de actuar, así crearemos una base para que el proceso sea más fácil para ti y para él o ella. Lo más importante es no frustrarse, ser pacientes y entender que ellos lo lograrán cuando se sientan listos.

Crear rutinas

Las rutinas en el desarrollo de un niño son muy importantes para que aprendan tareas sencillas, ya que se vuelven parte de su día a día y las aceptan más fácilmente si se las presenta como algo normal. Estas se convierten en un hábito si aprendemos a hacerlo de manera correcta.

Primero acostumbra a tu peque a tener el orinal cerca o en lugares donde desarrolle sus actividades diarias como su habitación, sentarlo varias veces al día hará que tome costumbre sin forzarlo a quedarse.

El hace lo que tú haces

Imitar es una de las características de los seres humanos que nos permiten aprender todo lo que necesitamos saber en nuestro desarrollo, entonces ¡enséñale cómo se hace! Él confía en ti y sabe que lo que estás haciendo está correcto.

Los accidentes pasan

Este proceso es uno de los más difíciles para nuestros peques y para nosotros, ten paciencia y perdona los accidentes ya que si lo castigas NO APRENDERÁ MÁS RÁPIDO.

Por último la paciencia será nuestra mejor compañera en la difícil tarea de ser padres, el amor y cariño que le demos a nuestros peques serán su motivación para crecer y aprender de nosotros.

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos