ART-FAMILIA-PH-JULIO06

Decorar: usar colores sólo para niño o niña

“El tiempo del rosa para las niñas y el azul para los niños quedó atrás”

Hoy en día hemos terminado con la idea de que existen ciertos colores que podemos o no usar según si nuestro peque es niño o niña. El azul o el celeste ya no son una opción exclusiva de los niños, al igual que nuestras hijas no tienen que vivir rodeadas de rosa; hemos abierto nuestros ojos a muchos otros colores que antes no se consideraban.

Esto se hace especialmente presente cuando tratamos el tema del color en la decoración de sus habitaciones, siendo que ahora las tendencias favorecen habitaciones más neutras; ideales tanto para niños como para niñas incluso si planeamos que compartan la habitación. Estos son algunos consejos que nos pueden ayudar:

  • Colores vivos: como el verde, el naranja o el amarillo influirán positivamente en nuestros peques, elegir tonos pastel brindará un ambiente más relajado, especialmente para los bebés. Se pueden acompañar con adhesivos murales que le den una apariencia más viva, siempre buscando un equilibrio de color en toda la habitación.
  • Colores neutros: por otro lado, tonos claros como beige, blanco o gris claro, pueden ser excelentes tanto para niños como niñas y aunque muchos puedan sentir que es una elección algo triste para la habitación de nuestros peques, la verdad es que se puede dar vitalidad con detalles como alfombras, cojines o banderines de colores vivos.
  • Usar rayas o lunares: si deseamos conseguir un buen efecto visual, el papel tapiz con rayas puede ayudarnos muchísimo y no únicamente en las paredes sino también en otras partes del decorado como las alfombras. Si sentimos que las rayas no son lo nuestro, los lunares u otros estampados podrían ser la respuesta.
  • Reflejar la personalidad de nuestro peque: cuando nuestro peque todavía es un bebé es mejor que la habitación sea algo neutra para que cuando esté creciendo sea más fácil hacer cambios, pero si ya es bastante mayor es importante tomar su opinión en cuenta ya que la habitación refleja la personalidad de su ocupante.
  • Ser creativos: Si nos sentimos con la confianza suficiente podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad con un decorado menos convencional. Si sentimos que nuestro peque tiene cierta vena de artista, puede ser una buena idea tener una pared con pintura de pizarra para que dibuje allí y pueda personalizarla cuando sea mayor.

Las opciones son muchas cuando nos atrevemos a ver más allá del rosa o el azul. Mamis y papis de la comunidad, compartan con nosotros cómo les gustaría decorar la habitación de sus peques. :)

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos