Como bañar correctamente al bebé

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL LAVADO DE TU BEBÉ

“Lava a tu bebé como si estuvieras acariciándolo, ¡Pero con cuidado!”

 

Limpiar a nuestro bebé no corresponde tan solo a bañarlo o cambiarle el pañal, hay que tener el cuenta su limpieza completa. Si reflexionamos debemos hacer con nuestro peque todo lo que hacemos por nosotros como adultos y eso quiere decir: limpiarle las orejas, cortarle las uñas, lavarle los dientes entre muchas cosas más.

Aquí te contamos las cosas más importantes para el aseo de tu pequeñit@:

 

  • CABEZA: Cuando laves su cabeza tienes que tener mucho cuidado de no presionar su punto blando, tan solo lávale suavemente acariciando a tu peque. Utiliza de preferencia un shampoo con espuma que sea para bebés y asegúrate de limpiar su cabecita todos los días.
  • CARA: Lávale su carita con jabón para bebé mientras le das un baño, asegúrate de limpiar muy bien sus mejillas ya que posiblemente tengan residuos de leche y baba. Puedes retirar el jabón con un paño caliente y húmedo.
  • CUERPO: Tu pequeñit@ tiene un montón de pliegues y arrugas donde el sudor y la suciedad se alojan, esto puede ocasionar que incluso llegue a oler mal. Por ello siempre que lo bañes utiliza tus dedos para abrir esas zonas que son difíciles y lávales bien.
  • PARTE INFERIOR: La parte inferior de tu bebé está en contacto con la orina y las heces durante todo el día en sus pañales por ello, al momento del baño o cuando le cambies el pañal también puedes lavarlo, debes lavarlas con mucho cuidado y muy bien para evitar infecciones.
  • OMBLIGO: Si tu bebé aún está muy pequeñito es posible que aún tenga el cordón umbilical. Es importantísimo que lo limpies con alcohol al menos dos veces al día. No lo limpies tan solo superficialmente debes alzarlo un poquito y hacer que la limpieza llegue hasta abajo, es la única forma por la cual se secará y caerá solo.
  • OREJAS Y NARIZ: Para limpiar las orejitas de tus pequeñitos puedes usar hisopos para eliminar la suciedad, utilízalos pero solo en las partes exteriores no los uses para limpiarle en el orificio ya que podrías provocar que se meta cera a su oído. El mejor momento para hacerlo es cuando aún están húmedos del baño. Para limpiar su nariz deberás usar suero fisiológico y puedes utilizar aspiradores nasales.
  • UÑAS: Cuida muy bien el largo de las uñas de tus peques porque si las dejas muy largas son muy propensos a rasguñarse su carita. Cuando se las cortes procura no dejar esquinas filudas que le puedan hacer daño.
  • DIENTES: Cuando tu bebé ya tenga alrededor de 5 o 6 meses pueden comenzar a lavarle su boquita con un cepillo dental muy suave que sea para bebé de este modo se irá acostumbrando y será más fácil lavarle los dientes cuando estos le broten.

 

Ten en cuenta nuestros consejos la próxima vez que asees a tu pequeñit@ para que no se te olvide ningún aspecto.

Padres Creativos
Andrea Dueñas

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Andrea Dueñas recomienda?

Deja un comentario



Síguenos