CONSEJOS PARA ALMACENAR LECHE MATERNA

CONSEJOS PARA ALMACENAR LA LECHE MATERNA

“Tener una guía es importante para saber que estamos haciendo las cosas bien.”

 

Cuando somos mamás, esposas, amas de casa, trabajamos y más labores diarias, es importante conocer cómo podemos optimizar nuestro tiempo y hacerlo bien. Por ejemplo, cuando estamos en el trabajo en período de lactancia y necesitamos extraer leche, debemos tomar en cuenta ciertas consideraciones y más si es que tenemos necesidad de congelar la leche extraída.

 

  1. La limpieza de nuestras manos antes de manipular y extraer la leche. Lavémonos constantemente las manos para que así no exista riesgo de contaminar la leche extraída.

  2. En caso de no tener dónde lavarse las manos, ahora tenemos accesibilidad a los desinfectantes que podrían ayudar, aunque no lo consideramos como un sustituto de la lavada, es algo que podemos llevar en nuestro bolso.

  3. Asegurémonos de que los recipientes que utilicemos estén bien lavados. Procuremos lavarlos con agua caliente y jabón.

  4. En lo posible es mejor utilizar leche fresca, no congelada. Aunque es complicado, es importante intentar hacerlo.

  5. Si ya tienes leche extraída que sabes que no la vas a utilizar en ese momento, congélala lo antes posible.

  6. Es mejor si guardamos la leche en pequeñas cantidades, puede ser de 50 a 100 cc. para así descongelar solo lo que tu peque se vaya a tomar inmediatamente.

  7. Mamás, ¡etiquetemos los recipientes! En caso de que tengamos mucha leche y debamos extraerla y congelarla, vamos a necesitar identificar de cuándo es la leche que guardamos, es decir, la fecha en la que congelamos.

  8. Las etiquetas de los recipientes nos van a servir para descongelar la leche más antigua.

  9. Cuando descongelemos la leche, no olvidemos removerla bien.

Padres Creativos Padres Creativos
Padres Creativos

¿Quieres saber más sobre las dinámicas creativas que Padres Creativos recomienda?

Deja un comentario



Síguenos